EL MASTER DE LA PUNTADA Y EL DEDAL

LUIS GONZALEZAustin, TX USA. 

Luis_0083Hacer, restaurar o mejorar una pieza de vestir es un arte y de eso se encarga Luis Gonzalez. El Master Tailor de G&N BESPOKE TAILORING ha hecho, puntada tras puntada, una carrera brillante de sastre reconocido en Austin con alto prestigio y dedicación. Todo empezó en su tierra natal y hoy ha logrado en los Estados Unidos una reputación digna de un gran maestro del arte de la confección de trajes y alteraciones de alta calidad.

Nació en 1967 en la ciudad Mejicanos, en El Salvador. A los  13 años, en 1980, hizo su primer pantalón. Recuerda que era de color azul oscuro y se lo estrenó para hacer la Primera Comunión. Desde entonces el oficio de sastre ocupa toda su historia y lo aprendió como una necesidad de ganarse la vida.

Luis_0195En la década de los años 80’s empezó en su ciudad natal laborando para la sastrería “Confecciones Sánchez” en la que trabajaban varios sastres y con ellos inició el oficio que nunca ha dejado desde que lo aprendió. Fue en el año 1980 cuando empezó como un joven empleado. El ambiente laboral fue particular, pero muy favorable para su aprendizaje por la gran calidad de los sastres y porque las personas que laboraba en el lugar se relacionaban socialmente con personajes de la política local y de la región. Lo anterior le permitió convivir en un ambiente especial para atraer clientes y además a Luis esto le dio una enseñanza complementaria que determina valores adicionales para su futura labor. El entendió que el buen vestir va de la mano con las buenas relaciones públicas. Para Luis fue una buena escuela, porque esto sembró en sus capacidades un legado que es parte de su experiencia como sastre y entendió que a las personas que les gusta vestir bien, sus trajes deben quedar a su gusto y confortables con lo que llevan puesto.

En 1986 Luis decide buscar otros rumbos para perfeccionar su arte y a los 19 años quiere avanzar en capacidades, aprendizaje y en afinar sus habilidades. Logra ingresar a la prestigiosa Sastrería Payin, donde labora durante cuatro años. Esta experiencia le da los alcances que él quería porque aprende, se relaciona con personas de otras culturas y amplia sus conocimientos. En la Sastrería Payin ya hace pantalones y sacos. Se le da la oportunidad de hacer parte del grupo de sastres que confeccionan trajes  para personalidades de El Salvador, entre ellos, en esa época, al Presidente de la República (1989-1994), Alfredo Cristiani y los ministros de su gabinete de gobierno.

Sigue su ascenso y los objetivos son aún más claros. El destino estaba planteado en otro país y se va a conquistar México, con su ya muy afinado arte de la sastrería. En 1990 llega al DF y de inmediato pasa las pruebas para ingresar a la Sastrería San Román, lugar que tiene una reconocida reputación en la elaboración de trajes de alta costura y trabaja durante dos años, pero el destino le tenía preparado un futuro más prometedor: Los Estados Unidos de Norteamérica.

Luis_0664En 1991 llega a Houston, Texas y emprende una carrera brillante que hasta ahora no para de crecer. Ya instalado en Houston ingresa en 1994 a Nick López Tailoring, lugar que le daría la oportunidad y las condiciones necesarias para demostrar su experiencia en el mundo de la sastrería y las alteraciones. En esta tienda labora con sastres de diferentes nacionalidades y a los tres años Nick López, el dueño, le reconoce su alta capacidad y calidad como sastre y lo nombra manager general. Con  sus conocimientos logra aportar e innovar, tanto en el manejo administrativo como en la atención de los clientes y Luis aprovecha positivamente las oportunidades que se le presentan. Nick López y Luis viajan en 1998 a la ciudad de New York para establecer relaciones empresariales con fabricantes de textiles, casas de confección y modas. Luis amplia sus conocimientos, en relación a cómo elegir mejor los productos, telas y accesorios. Esta etapa le deja una amplia complementación de su carrera en los Estados Unidos. El sastre de El Salvador está listo para dar el gran salto e incursionar en el mercado de la alta competencia.

En el año 2003 la tienda por departamentos Nordstrom de Houston lo contrata para que trabaje en la sección de servicio en alteraciones. Esta parte de su vida como sastre, es bien importante porque es el rumbo hacia otras esferas de la comunidad del buen vestir.

Luis_0679Con la madurez de un sastre experimentado de alta calidad, Luis Atilio González mira con especial atención trabajar para la prestigiosa firma mundial Neiman Marcus y esto se le presenta en el 2006. En este año su destino es la capital del estado de Texas y llega a Austin para conquistar con su alta calidad y capacidad de trabajo a los clientes de Neiman Marcus. Conoce a personas influyentes y él sabe que los clientes regresan porque sus trajes han quedado como ellos quieren. Pero hay algo muy importante que aprendió cuando era joven y es que las relaciones que se hacen en el ambiente de la sastrería quedan para el resto de la vida, si se ha hecho un buen trabajo.

En el 2011, Luis González, junto a su esposa Patricia, quien ha sido un soporte fundamental en la parte administrativa y en la toma de decisiones, decidieron abrir su propia tienda en la ciudad de Austin,  apoyados por gran parte de sus clientes. La bien ganada fama de experto y afinado en su profesión, a Luis lo ha llevado a vestir y atender distinguidas personalidades, quienes lo tienen como su sastre y consejero en el vestir. Entre ellos está Reagan Reaud, quien ha sido atendido por Luis González durante largo tiempo. Reaud fue uno de los clientes que le recomendó independizarse y poner su propio establecimiento de elaboración y alteración de trajes.

Luis González, lentamente, como dando puntadas finas, ha construido su buena fama de sastre que ahora trabaja independiente en los Estados Unidos. La prestigiosa firma del vestir Tom James le asigna los trabajos de alteraciones más sofisticadas.

Luis_0697Por las manos de Luis han pasado los trajes para personajes como Michael Dell, fundador y propietario de Dell Computer, el famoso director de orquesta  alemán Christoph Eschenbach, que dirigió la Orquesta Sinfónica de Houston por 11 años y a quien durante ese tiempo le hizo trajes a la medida.

Los buenos resultados al haberse independizado han sido sorprendentes, porque compañías y firmas de la costura los han seguido para que siga confeccionando y alterando sus trajes. Luis Gonzalez es un experto como consejero y asesor del buen vestir. Su fama y prestigio como un excelente sastre las ha logrado puntada tras puntada, como elaborando el mejor traje para el mejor cliente, porque todos ellos han recibido el trato profesional y de alta calidad que se merecen.

PUNTO ROJO
Para ubicar el lugar y los servicios que ofrece el Master Tailor Luis Gonzalez visite en internet: www.gntailoring.com