EL OTRO JUEGO DE SALVADOR

el-otro-juego---01Austin, TX USA. 

el-otro-juego---02Deportista, con excelente salud, buen estudiante y una vida sana. A los 18 años y con un futuro prometedor, Germán Salvador se juega el partido más difícil de su vida. El 26 de octubre pasado, sufrió un derrame cerebral, que por poco lo arrastra a la muerte.

A horas, o tal vez a minutos, estuvo cerca de hacer parte de la cifra de jóvenes que han sufrido un derrame cerebral, dejando a los médicos más incertidumbres e inquietudes para analizar, sobre las causas de la muerte a temprana edad de miles de adolescentes en los Estados Unidos.

Se supone que una vida sedentaria, con abusos de licor o drogas, el alto estrés, o la mala alimentación, serían algunas de las causas de un derrame cerebral. Aunque en el caso de Germán Salvador, es todo lo contrario.

A este joven ‘dreamer’, el fútbol se lo ha dado todo. Becas para estudiar y oportunidades para avanzar en su vida le han ayudado a lograr objetivos. Incluso en aquel momento difícil, cuando se entera que es indocumentado y logra la legalización en los Estados Unidos, también se la debe al fútbol.

Él hace parte de los jóvenes que lograron aplicar para el Daca, (Deferred Action for Childhood Arrivals), a través del fútbol y su talento, por ser un buen estudiante y méritos propios logró llamar la atención de la abogada Jennifer Walker Gates y su firma de profesionales en inmigración, quienes le llevaron su caso y a través del DACA se legalizó.

Pero ahora su pierna izquierda va más lenta por las consecuencias de una temporal parálisis, que lo tiene en terapias físicas. Su cerebro funciona lento. Recuerda su pasado a pedazos.

el-otro-juego---03“Los prejuicios no me dejaron actuar antes”

El padre del joven Salvador, cuenta que la tarde del lunes cuando lo vio vomitando, desorbitado, pensó que su hijo había ingerido licor o tal vez drogas, y dudó de su comportamiento. Lo bañó y esa noche durmió con él y con su madre Guadalupe Betancourt.

En apariencia fue una noche normal, padre y madre estuvieron pendientes. Al día siguiente salieron a trabajar, pero Germán siguió enfermo o con la resaca de haber consumido algo que le afectó.

Ya en la tarde del martes la preocupación rebasó las inquietudes: el joven fue hospitalizado de emergencia en el University Medical Center Brackenridge. Los análisis inmediatos del grupo médico y su diagnóstico mostraron que había sufrido un derrame cerebral. Posterior a los estudios y demás exámenes clínicos, buscaron la causa del derrame en una sobredosis de drogas, alto consumo de licor o abuso de alguna sustancia, pero nada en su cuerpo arrojaba estos sombríos orígenes. Estaba limpio, totalmente limpio.

“Lo primero que pensé fue que mi hijo había tomado algunas cervezas o consumido alguna droga, o incluso marihuana”, dice el padre. Lo pensó porque las influencias de amistades son determinantes en este tipo de situaciones.

Germán estudia en el Austin Community College, ACC, las asignaturas básicas de ingeniería química. Su padre sostiene que aunque Germán tiene principios morales sólidos, se puede dar el caso que las influencias o algún descuido en su comportamiento lo lleven a hacer algo indebido. Pero lo descarta y explica: “Los prejuicios no me dejaron actuar antes”.

Lo dice porque lo primero que se piensa de un hijo, en estas circunstancias, es eso: que bebió licor de más o consumió droga. Sin embargo, los resultados de todas las pruebas médicas y estudios de las causas del derrame no apuntaron en este sentido. No hubo presencia de una sustancia indebida en su cuerpo.

Los médicos están sorprendidos: es otro incidente de derrame cerebral en jóvenes sanos, deportistas con buena alimentación y saludables. Otro caso para analizar.

el-otro-juego---04“Pruebas que pone la vida”

El deporte, en especial el fútbol, ha sido parte de este joven durante sus 18 años. Desde niño, el balón es su amigo. Tiene dotes y capacidades extraordinarias para jugarlo. Tantas, que los cazatalentos de la Federación de Fútbol de los Estados Unidos, que llegaron a la región en la búsqueda de nuevas figuras, se fijaron en Germán Salvador y este llegó a varias instancias en las rondas de visorias. En más de tres ocasiones fue invitado a demostrar sus capacidades futbolísticas ante los visores en los campamentos organizados US Soccer.

Otro paso que dio como deportista fue hacerse árbitro de fútbol y es normal verlo dirigiendo juegos en las ligas hispanas de la región. Además de llevar una vida sana, el deporte ocupa gran parte de su tiempo. El destino, a su corta edad, le ha puesto la prueba de su vida.

Ahora tiene el reto de recuperarse y salir de este momento difícil. Está en Dell Children’s Hospital en recuperación. Junto a sus padres espera que pronto le den de alta para continuar la rehabilitación en su hogar y tal vez para este Día de Acción de Gracias, ya esté en su casa para la cena.

De seguro, la noche que reúne a las familias en los Estados Unidos, el último jueves de noviembre, el hogar de los Salvador Betancourt dé las gracias por la salud y recuperación de su primogénito.

Su padre reflexiona y se pregunta: “A veces pienso ¿por qué pasó esto? -Y se contesta- Mi hijo es sano. Son pruebas que pone la vida, solo Dios sabe el porqué. Me aferro a Él. Pero también pienso que necesito pasar más tiempo con mis hijos y no exigirles tanto”.

El joven responde con frases cortas, pocas palabras y ríe fuerte. Y recuerda por momentos. Se juega un partido difícil. Su pierna izquierda solo recibe estímulos y no se mueve con rapidez. Volver a ser el mismo es su reto de vida.

More from Carlos H. Lozano

RECUERDE, LA SALUD EMPIEZA POR LA BOCA

Post Views: 703 Austin, TX USA.  Sonreírle a la vida con una...
Read More