Photos by Carlos H. Lozano/redpalabras

Este titular, “SIGNS OF THE TIME”, fue un “regalo improvisado” de uno de los empleados de mantenimiento del parque que frecuento desde hace más 17 años. He vivido en varias ciudades en los Estados Unidos, pero siempre regreso a este lugar, porque estoy atado a los mejores recuerdos.

Mis caminatas y sección de ejercicios en este parque, son una rutina casi diaria, (por supuesto, respetando todas las precauciones y normas necesarias), en tiempos de estos ‘signos de la época’ que estamos presenciando por causa del Covid-19.

Queda tiempo, mucho tiempo para pensar y mirar atrás. En este parque pasé hermosos y profundos momentos. Inolvidables y eternos recuerdos, que aun navegan por mi mente y sonrío cuando veo ese hermoso rostro, con esos hermosos ojos verdes. Y son recuerdos profundos e inolvidables, porque en este lugar vi a mi hija dar sus pasos ya iniciados para caminar. Aquí montó por primera vez bicicleta, o “la bike” como ella decía. También cuando le daba pan a los “ducks” y después los mandaba al agua, con un imponente: “Go way, patos al agua”.

Este parque ahora tiene rodeado y bordado del negro-amarillo en casi todos los espacios: “DO NOT NO ENTER”. Y así estarán, por más tiempo los parques de la Florida como una norma preventiva. La cinta amarilla, en los juegos y espacios de hacer ejercicios, son los “SIGNS OF THE TIME” que registré con la cámara de mi celular. Son los rastros de las limitaciones al que nos ha arrinconado esta pandemia penetrable en todos los círculos sociales de nuestras vidas. No hay lugar que no miremos más de dos veces, para saber si estamos seguros ante un posible contagio.   

Covid-19 tiene un alcance que deja huellas mortales. Nuestras vidas no serán iguales después de esta “eterna tormenta” que estamos viviendo. Todo ha sido impactado por Covid-19. Tenemos un gran reto de superación por delante cada uno de nosotros. Nos tocó vivir una parte difícil y dolorosa de la historia moderna de la humanidad.

Hasta el simple acto de registrar fotos en un parque, tiene una trascendencia que ha impactado nuestras vidas. Aquel hombre empleado de mantenimiento del parque, no se imagina que su breve intercambio de palabras conmigo, tienen tanta profundidad: – Good morning. How are you today? Well thanks. And you? Everything is fine. -Taking pictures? Yes. -Are the Signs of time.

Carlos H. Lozano

Por Carlos H. Lozano

www.redpalabras.com es un medio de comunicación global independiente, y alternativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *